Foto
Contacto
Lupa

28/07/2017 | 11:02:46 AM

Vuelta al cole para niños con TDHA


La vuelta al cole después de las vacaciones puede suponer un verdadero suplicio. Nervios, prisas, cansancio, falta de sueño, irritabilidad, todo esto y más puede aparecer después de las vacaciones al cambiar a las rutinas comunes de la época de trabajo y cole. Los cambios conllevan mucho estrés y nervios, y en especial a los niños con TDAH esta vuelta al cole en es algo que los afecta mucho.

Para evitar problemas y decisiones erróneas lo mejor es anticiparse e ir adaptándonos poco a poco a las rutinas y horarios de forma gradual. Para afrontar la vuelta al cole y las rutinas comunes debemos ir adaptándonos poco a poco, planeando la vuelta con antelación y previsión.
Es importante tener en cuenta las características específicas de nuestro hijo/a y adaptarnos a ellas a la hora de planificar y poner en marcha la vuelta al cole, cada niño es un mundo y el hecho de tener TDAH hace las cosas diferentes.
En estos casos la preparación del material escolar, libros, uniformes, cuadernos... es lo menos importante. Atender a los aspectos de tipo organizativo, educativo, y emocional es más prioritario cuando afrontamos la vuelta al cole de un niño/a con TDAH.

Aquí os dejamos unas recomendaciones que os pueden servir de gran ayuda

• ANTICIPARNOS AL RETO QUE SUPONE LA VUELTA AL COLE: Preparar el material con antelación. Revisar el material que tenemos en casa y asegurarnos de hacer el listado con todos los libros y materiales que van a necesitar. Puede que necesiten que les vayamos recordando regularmente cuánto falta para que empiecen las clases. 
• GESTIONAR LAS AYUDAS Y LOS PROTOCOLOS: Establecer un calendario de citas y seguimiento con el centro escolar y los servicios de salud es fundamental de cara a valorar el desarrollo y la evolución de nuestro hijo/a y revisar y plantear objetivos. 
• BUSCAR SU COLABORACIÓN: Pedirles su colaboración para preparar la vuelta al cole puede ser buena idea. Involucrarles y darles responsabilidad es bueno para que se sientan útiles e importantes y puede despertar su interés y motivación por el colegio. Que nos ayude a preparar el material, a hacer el horario escolar, compra de material, así como que tomen parte de las diferentes actividades extraescolares disponibles según la disponibilidad y preferencias.

• FOMENTAR LA MOTIVACIÓN CON ACTITUD POSITIVA: fomentar la motivación de empezar el nuevo curso buscando y destacando los aspectos positivos de volver al cole puede ayudar a motivar a los niños a empezar con positivismo esta nueva etapa: el reencuentro con los amigos, excursiones, el recreo, nuevas actividades, la posibilidad de hacer nuevas amistades, poner en práctica lo aprendido durante el verano, etc.

• DAR APOYO A NUESTROS HIJOS EN SU NUEVA ETAPA ESCOLAR: Escuchar los miedos e inquietudes de nuestros hijos, no negarlos e intentar razonarlos. El niño con TDAH puede estar más nervioso ante la vuelta al cole porque, en muchas ocasiones, sus experiencias allí no han sido siempre positivas. Favorecer la comunicación con nuestros hijos hará que cuente con un apoyo familiar ante los problemas que puedan surgirles y de ese modo pueda afrontar mejor las situaciones difíciles que puedan surgirle (fracaso escolar, rechazo de l os iguales, sensación de incompetencia, frustración, etc.). 
• TRASMITIRLES CONFIANZA EN SÍ MISMOS: Se trata de transmitir confianza y seguridad para el nuevo curso. No olvidemos que están sometidos a una gran presión y que suelen tener mayor sentimiento de fracaso. Buscar siempre el aprendizaje sobre el éxito, maximiza los resultados, potencia el autoestima y garantiza la motivación sobre la tarea. Debemos adecuar la tarea a sus capacidades, de tal manera que se sientas competentes y confiados en sus capacidades.

• PROGRAMAR Y COORDINAR LAS ACTIVIDADES EXTRAESCOLARES: Debemos tener en cuenta también a la hora de organizarnos, las actividades extraescolares. Las actividades extraescolares son muy beneficiosas para estos niños, ya que ayudan a canalizan la energía y las emociones, pero no debemos olvidar que sobrecargar con excesiva actividad extraescolar puede ser contraproducente. Hay que jerarquizar las necesidades intentando encontrar un equilibrio entre una actividad de tipo lúdico/deportiva y una actividad de formación extracadémica (idiomas, música, refuerzo académico, etc.)

• RECUPERAR LAS RUTINAS: Es muy importante empezar a adaptarse a las rutinas un tiempo antes de que comience el cole (volver a los horarios de descanso, comidas, sueño, etc.) Semanas antes debemos ir acostando a los niños antes para levantarlos a una hora más temprana hasta llegar a los horarios normales, reduciendo paulatinamente las horas de juego y tiempo libre (que suelen ser más amplias durante las vacaciones) para sustituirlas por otras actividades más relacionadas con lo académico (leer, repasar, escribir, etc.) Debemos tener en cuenta que si no se han seguido las rutinas durante el verano, volver a ellas puede ser muy complicado. Probablemente tendremos que dedicar más tiempo a supervisar, recordarles más a menudo qué deben hacer, cómo y cuándo.

No hay que olvidar que a veces los niños responden al estrés de la vuelta al cole con llantos, rabitas, dificultades para dormir, irritabilidad. Esto puede ocurrir incluso si hemos preparado y anticipado la vuelta al cole. Normalmente no es preocupante, estas conductas suelen ser pasajeras y terminan desapareciendo. Pero si tarda mucho en adaptarse o las conductas empeoran hay que hablar con el profesor para tratar de averiguar qué pasa y si es necesario acudir a un profesional.